TODO SOBRE EL ESTRÉS

Todo sobre el estrés

Vamos a iniciar un curso completo sobre el control del estrés en una serie de capítulos con teoría y práctica que os facilite su aplicación en vuestro propio camino hacia la felicidad. Periódicamente iremos publicando cada uno de estos capítulos. He aquí el primero…

CAPITULO UNO

Hay que entender que el estrés es natural y además va junto con nuestra vida, forma parte de ella, por tanto el objetivo de luchas contra el estrés es un poco tonto, yo prefiero no luchar contra lo inevitable sino, aprender a controlarlo.

Nuestro cerebro subconsciente se dedica todo el tiempo a preparar a nuestro pequeño cerebro consciente para la supervivencia. Nuestro subconsciente sigue en el Neolítico esperando que aparezca un tigre dientes de sable en cualquier momento, y para poder sobrevivir a todas las amenazas que hay ahí fuera de la cueva va a usar una poderosa arma: ENERGIA. ¿Qué energía? Toda la que tengamos acumulada y de la que pueda echar mano rápidamente, sin tener en cuenta nada más, ya que ante la posibilidad de que te coman, todo lo demás es algo sin importancia. Para el subconsciente todo son amenazas y ante todo reacciona, es un cerebro hiperprotector y miedoso y además muy pesimista, por lo que ante cualquier estímulo va a pulsar el BOTÓN DEL ESTRÉS. Cada vez que pulsa ese botón pone en marcha dos estrategias al mismo tiempo, la rápida y la lenta. Para la rápida toma un atajo de manera que evita pasar por el cortex prefrontal, es decir elimina la posibilidad de razonamiento, que nos haría perder tiempo y directamente manda la información al tálamo y después a la amígdala. La amígdala es ese cerebro reptiliano responsable de respuestas muy rápidas, como por ejemplo quedarse blanco cuando alguien te da un susto, porque directamente manda toda la sangre periférica a la musculatura para huir.

Pero acordaos que al mismo tiempo también se puso en marcha una estrategia lenta, en la que después del tálamo la información sí pasa por el cortex prefrontal. El cerebro evaluará si es o no algo peligroso o super importante, y en caso afirmativo la información se mandará a la amígdala para dar la respuesta oportuna. Lo importante es lo que viene ahora, ya que el proceso no se para aquí. Ahora el estrés es como un tren de mercancías sin frenos ni maquinista, a toda velocidad, y ese tren del estrés, después de la amígdala, comienza un viaje por tres estaciones, el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales. El hipotálamo es el encargado de que vuestro cuerpo se mantenga funcionando de forma equilibrada, pero al pasar el tren del estrés lo carga con una hormona llamada vasopresina. El tren continua hacia la hipófisis, que además cuando detecta la carga del tren le suma otra hormona más, la ACTH, y esta hormona a través de las venas viaja por la sangre a través de los riñones, donde llega a las glándulas suprarrenales, que al notar la ACTH producen dos hormonas, el cortisol y las catecolaminas, que son unos mensajeros que por la sangre vuelven al cerebro activándolo de manera que se cierra el círculo vicioso y ya tenemos a una persona absolutamente estresada.

Esta persona va a tener un sistema inmune que cada vez funcionará peor. Progresivamente subirá su presión arterial, su ritmo cardiaco, ya que hay que transportar mucha más energía y desechos en la sangre. Y como la respiración va coordinada con el ritmo cardiaco respirará de forma mucha más rápida y agitada. Por no hablar de la reducción de estrógenos, de testosterona, etc….

Lo importante de todo esto es darse cuenta de que es un mecanismo con dos caras, una biológica y otra cognitiva. Y por tanto si queremos controlarlo hay que atacar por los dos frentes a la vez. Por un lado quitándole un poco de control a ese cerebro subconsciente que nos protege todo el tiempo de que nos coma no sé quién o no sé qué,  y por el otro mejorando mediante la alimentación la respuesta biológica de nuestro organismo ante todo ese aluvión hormonal implícito en el estrés.11111222

En el siguiente capítulo aprenderemos a controlar mejor el estrés en su parte puramente cognitiva. Y en un tercer capítulo aprenderemos qué alimentos nos benefician y cuáles nos predisponen a sufrir estrés durante nuestra vida diaria.

Juan González

Director Club Educativo PG
www.grupopgemotion.es

Anuncios

Acerca de bellasartesparapeques

En Alicante pintura escultura música creatividad fotografía artística vídeo 3d efectos especiales pantallas holográficas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s