Enseñar habilidades sociales y emocionales a los niños, los vuelve más cívicos y mejores estudiantes

clase de pintura en la Academia

Esta semana estamos realizando sus primeros videos con efectos especiales de cine y además estamos pintando nuestro primer cuadro, un paisaje rural, actividad que nos llevará varios días terminar. Pero no sólo trabajamos estas actividades, sino también otras relacionadas con su educación social y emocional.

Nuestro cerebro es un órgano construido para modificarse en respuesta a las experiencias. Estamos programados, más que cualquier otro animal, para cambiar, para aprender y para dejar que nuestro entorno moldee el cerebro. Si queremos mejorar nuestro comportamiento con los demás y con nuestro entorno habrá que trabajar en ello desde los primeros años, como hacemos para aprender a hablar o a tocar un instrumento.

El tipo de habilidades de las que hablamos incluyen habilidades para aprender a dominar las emociones, en concreto la capacidad de controlar las emociones negativas para que, cuando ocurra una adversidad, éstas no persistan más de lo necesario. Las personas (y los niños, concretamente) pueden aprender a disipar estas emociones negativas para volver al estado inicial. Es algo muy, muy importante, porque cuando las emociones perturbadoras se producen en la mente, interfieren con la capacidad de aprender de los niños. Por consiguiente, la habilidad de controlar las emociones es crucial para ayudar a que los niños aprendan mejor. Otra habilidad consiste en aprender a prestar atención de una manera mejor, aprender a concentrarse. Lo más importante que hemos aprendido sobre el cerebro en la última década es que es el órgano que está construido para cambiar como respuesta a la experiencia. Es el responsable del aprendizaje. Y sabemos que el cerebro, especialmente al principio de nuestra vida, es mucho más susceptible a cualquier influencia de lo que será más tarde.

Richard Davidson

 

Ahora estamos descubriendo que enseñar habilidades sociales y emocionales a los niños desde que son pequeños hasta la universidad es muy eficaz, los vuelve mucho más cívicos, mucho mejores estudiantes. Es un error pensar que la cognición y las emociones son dos cosas totalmente separadas. Es la misma área cerebral. De modo que, ayudar a los niños a gestionar mejor sus emociones significa que pueden aprender mejor, y que mejor forma hay de trabajar las emociones que encauzándolas a través del Arte.

Daniel Goleman

 

Anuncios

Acerca de bellasartesparapeques

En Alicante pintura escultura música creatividad fotografía artística vídeo 3d efectos especiales pantallas holográficas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s